Las empresas donan un porcentaje de tus compras diarias a las causas que te importan, porque tú como persona socialmente responsable eliges comprar a empresas socialmente responsables 😉